Contactenos a través de nuestros medios sociales
Redes Sociales

¿Qué es el linfedema?

06/March/2019

Este artículo fue redactado por el Dr. Victor Hugo Aguilar Rojas, especialista en Angiología y Cirugía Vascular, quien forma parte de #tuEquipoDeVidaHMM dentro de las instalaciones de nuestra Torre Médica de especialidades médicas.

¡Agenda tu cita al 21691860 o 46256000! 

LINFEDEMA.

La función del sistema linfático es la de llevar el agua, células y proteínas remanentes de los tejidos del cuerpo y regresarlos a la circulación venosa, de manera que el sistema se compone de vasos linfáticos que llevan linfa hacia los sistemas colectores dentro de los ganglios linfáticos regionales

DEFINICIÓN

Exceso de acumulación de agua y proteínas en el tejido subcutáneo, causado por una deficiencia en la función de los linfáticos,

  • Linfedema congénito representa el 15 %de los casos
  • Linfedema precoz es el que se presenta al final de la adolescencia o pubertad y representa el 75% de los casos
  • Linfedema tardío  es aquel que se presenta después de los 35 años de edad y representa el 10% de los casos

El linfedema ha sido separado en dos grandes clasificaciones: 

LINFEDEMA PRIMARIO: alteración vascular dentro del útero con un número insuficiente de ganglios y vasos linfáticos. Algunas variantes de linfedema primario cuenta con herencia autosómica dominante, es decir, se pasan de padre a hijo en cada una de las generaciones. En resumen todas las causas primarias  son congénitas

LINFEDEMA SECUNDARIO: ocurre posterior a la destrucción o extirpación de ganglios y vasos linfáticos, por ejemplo, parásitos en los linfáticos, cáncer  de ganglios linfáticos y su tratamiento, extirpación de ganglios linfáticos durante una cirugía, accidentes que lesionan el sistema linfático, infecciones recurrentes (S. aureus, aerobios gramnegativos), síndrome postrombótico, etc

Características clínicas

Los signos y síntomas del linfedema primario y secundario son iguales, sin embargo, la historia de inicio es diferente

El edema es la principal causa para solicitar atención médica, generalmente aparece en el tobillo, que al inició del día es mínimo, conforme avanza el día se va incrementando y para la noche es un edema franco. Al principio el simple hecho de elevar los pies mejora y cede,  conforme evolución el problema ocasiona alteraciones estéticas en la piel, el nivel del edema se hace más cercano a la rodilla e incluso por arriba de está,  después de un tiempo, ya no se resuelve con elevar las piernas, ahora las molestias son cada vez  más frecuentes  durante las actividades diarias,  es raro que los pacientes presenten dolor intenso o severo, generalmente es moderado. Agregados a esto la sensación de pesantes, ardor, incremento de la temperatura local de la pierna y los cambios físicos de la piel son síntomas y signos frecuentes, con piel de naranja ( edema intenso de la piel), apariencia de elefantiasis o pie de búfalo, es una deformación del pie y tobillo debido a edema crónico  de la pierna y se asocia a engrosamiento de la piel  con un coloración rosada que puede hacer oscura, en los casos más crónicos, la extremidad, puede incrementar su volumen desde el pie hasta la región inguinal,  puede haber dedos cuadrados y con deformación crónica, puede aparecer pliegues cutáneos en el tobillo la rodilla y muslo en los casos con mayor tiempo de evolución, así mismo, existe descamación importante, infecciones por hongos,  o bien complicaciones como la linfangitis.

 

Diagnóstico.

El diagnóstico es clínico, es decir al realizar el interrogatorio y la exploración física del paciente, es suficiente para realiza diagnóstico de linfedema, ahora bien, existen diferentes estudios que se solicitan con la finalidad de tener un diagnóstico objetivo, valorar la función linfática y documentar  el grado y severidad del linfedema.

Estudios que miden el grado de linfedema

  • Medición de la circunferencia de la extremidad
  • Desplazamiento del volumen del agua

Estudios de imagen venosa

  • Doppler venoso
  • Pletismografia

Estudios de imagen linfática

  • Linfografia
  • Linfocentellografia con radioisótopos
  • Doppler venoso

Estudios de función linfática

  • Linfocentellografia cuantitativa (Iodo 131)

TRATAMIENTO.

En un 90 % de los casos el linfedema puede tener manejo conservador no quirúrgico, teniendo en cuenta, que la meta del tratamiento es reducir el volumen de la pierna y mejorando la calidad de  la piel y tejido subcutáneo, la función de la pierna y la prevención de infecciones.

El tratamiento inicial es ejercicio, elevación de la pierna por las noches y el uso de medias de compresión durante el día, con estas medidas simples se puede mantener una circunferencia de la pierna y muslo de manera adecuada y manejable. El ejercicio ayuda a mejorar el drenaje linfático, debido a la bomba muscular de la pierna disminuyendo los líquidos retenidos en la pierna.

El uso de medias de compresión graduadas en 40 a m50 mmHg son las ideales para este tipo de padecimientos, la longitud (tobimedia, media, pantimedia) va en relación a la extensión de la enfermedad.  Se pueden realizar combinaciones de las presiones  con la media, lo que ayudaría a mantener una circunferencia constante, dejando un estilo de vida útil y funcional agregando estética a la apariencia de la pierna.

Los dispositivos de compresión neumática que aplican presiones de 110 a 150 mmHg son bien tolerados con una reducción importante, en la mayoría de los casos, del diámetro de la pierna, la compresión neumática se puede asociar al masaje de drenaje linfático, con una presión aceptable  con dirección de los pies hacia el muslo puede estimular el drenaje por los colectores linfáticos disminuyendo, de manera variable, el diámetro de la pierna.

El mantenimiento y preservación de la piel es la segunda meta  del tratamiento farmacológico. Los puntos básicos es una buena hidratación de la piel, prevenir infecciones bacterianas, hongos o mixtos.

Durante una linfangitis, la aplicación de antibióticos intravenosos por 7 días y posteriormente esquemas vía oral por hasta 3 semanas, en el caso de hongos la aplicación de antifúngicos son adecuados.

Las infecciones recidivantes generalmente por estreptococo beta-hemolitico  representan hasta el 15 a 20% de los casos.

Tratamiento quirúrgico.

Las indicaciones quirúrgicas incluyen

COSMETICAS; disminuir el diámetro y la forma de la pierna

FUNCIONAL: disminuir el peso de la extremidad y mejorar la textura de la piel

PREVENTIVO: disminuir el número de infecciones o la prevención de angiosarcoma como una complicación letal.

Se ha descrito múltiples procedimientos quirúrgicos con resultados inconsistentes.

El linfedema es una enfermedad crónica, que, sin un adecuado manejo y abordaje puede culminar con alteraciones estéticas y funcionales, que llevan a una pobre calidad de vida con repercusiones psicológicas importantes en la vida del paciente.

Es importante la valoración por especialista en esta área para tener un protocolo de estudio y tratamiento adecuado.

Bibliografia

Vascular Surgery. Haimovci´s. Quinta edición.2004. 1151-1166

Diagnostico y tratamiento en Cirugía Vascular. Richard H. Dean, pp 481-497

Posted in Blog